¿Tienes algo de tiempo libre? 13 maneras de mantenerse productivo y seguir vendiendo

Todos nos hemos sentido un poco derribados en algún momento en el entorno actual. Las puertas se han cerrado. Las ventas han caído en picado. La vida se siente como dentro de una caja.

Pero, los nuevos retos también implican nuevas oportunidades. Ahora es momento de ponernos creativos. De encontrar nuevos canales de venta y de cambiar hacia modelos de negocio alternativos que te permitan proteger tus resultados y mantener a tus clientes comprometidos.

Piensa en cómo han cambiado los comportamientos del consumidor en sólo unas semanas. Los clientes probablemente quieren comprar cosas online, más que en persona. Seguramente están pasando mucho más tiempo en casa que antes y buscando nuevas formas de entretenerse. Están mucho más preocupados por prácticas de higiene. Y están mucho más centrados en comprar productos esenciales.

A continuación, tienes algunas ideas para encontrar a los clientes allá donde están hoy para mantener tu negocio en marcha.

  1. Actualiza tu sitio web

Añade mensajes en tu sitio web que digan a tus clientes qué medidas ha tomado tu negocio para ayudar a combatir la expansión de la pandemia de COVID-19. Si tu negocio tradicional ha empezado a recibir pedidos online o telefónicos, asegúrate de mostrar esta información de forma clara en tu página de inicio. Si has cerrado tus puertas temporalmente, incluye un formulario para que los visitantes puedan enviar su dirección de correo electrónico y ser notificados cuando vuelvas a abrir. O si estás llevando a cabo una campaña para ayudar a tu comunidad local, asegúrate de decírselo a tus clientes.

  1. Ábrete a más marketplaces online

No importa lo que vendas, existen muchos marketplaces que pueden ayudarte a que tu producto lo vean más personas.

  1. Ofrece envíos a domicilio

Si puedes (y tu gobierno local te lo permite), considera usar a tus empleados para realizar entregas a domicilio de productos comprados online. Para los restaurantes, este ha sido un giro lógico, y el personal se ha redistribuido para llevar la comida hasta los hogares de los clientes.

  1. Para las recogidas en tienda, mantén pagos sin contacto con un código QR

Para una verdadera experiencia sin contacto de principio a fin, intenta usar códigos QR. Puedes imprimir uno y pegarlo en el escaparate de tu tienda o incluso en el exterior de los paquetes para que las personas puedan pagar sin necesidad de tocar nada.

  1. Introduce nuevos productos o servicios.

Las necesidades cambiantes de tus clientes pueden representar una oportunidad para darle una vuelta a tu combinación de productos o introducir algunos nuevos.

Por ejemplo, el distanciamiento social está llevando a que la gente cocine más en casa, así que los restaurantes o las empresas de cáterin podrían considerar crear y vender comidas semipreparadas o kits de preparación que puedan ser entregados a domicilio o recogidos por los clientes.

  1. Vende tarjetas regalo.

Cualquier negocio puede introducir las tarjetas regalo a su línea de productos. Las tarjetas regalo pueden convertirse en una fuente inmediata de efectivo a la vez que crean futuras oportunidades para atender a nuevos clientes.

  1. Comparte tus conocimientos y gana dinero.

Si eres un experto en tu industria, o simplemente entusiasta de un tema en particular, intenta entrar en el mundo de las clases online y venderlas a personas en todo el mundo, usando aplicaciones como Udemy.

  1. Intenta retransmitir en directo tus servicios.

Los estudios deportivos están retransmitiendo en directo sus clases a cambio de tarifas reducidas para mantener a sus clientes comprometidos (y en forma). Los entrenadores de gimnasios están desarrollando muchos programas de entrenamiento y sesiones grabadas en vídeo, ya sea para grupos o individuales. Los consultores se reúnen online con sus clientes. Los dentistas y médicos de atención primaria están usando aplicaciones como Skype, Zoom o FaceTime para citas en vídeo.

Piensa si ofrecer tus servicios de esta manera puede funcionar para ti.

  1. Ayuda a tus representantes comerciales usando una plataforma digital

Intenta usar plataformas como WeChat para interactuar con tus clientes de forma virtual. Una compañía de cosméticos china, por ejemplo, se vio obligada a cerrar el 40% de sus tiendas durante la crisis. La empresa redistribuyó a sus más de 100 asesores de belleza para aprovechar WeChat e interactuar con sus clientes de forma virtual, generando ventas online.

  1. Haz que tus empleados corran la voz

Con más y más personas más tiempo dentro de casa, las redes sociales se han convertido en aún más centrales en la vida de las personas de lo que ya eran. Pide a tus empleados que aprovechen sus círculos sociales para promover tu negocio a través de las plataformas de redes sociales (Facebook, Instagram, etc.). Apoya sus esfuerzos con descuentos para ‘familiares y amigos’ que puedan compartir.

  1. Ofrece a tus clientes incentivos por referencias

Ahora es momento de usar esa lista de correos electrónicos que has ido construyendo. Ofrece descuentos a tu lista de clientes. Pídeles que promocionen tu negocio, también, dándoles bonus o incentivos por referencias a nuevos clientes.

  1. Apoya a tu comunidad.

Toma un papel activo en ayudar a otros negocios o personas que formen parte de tu comunidad. Ya sea echando una mano a través de tu negocio o con tu propio tiempo, los vecinos a quienes apoyes ahora pueden volver a ti como nuevos clientes para apoyarte más adelante.

Hablando de la comunidad, asegúrate de que sigues conectado con otros negocios. Conecta con vecinos locales usando apps. Muchas tienen secciones para empresas locales.

  1. No tengas miedo de pedir ayuda.

Acude a tus clientes. Sin su ayuda quizás no puedas continuar. Pídeles la compra dándoles un incentivo por hacerlo contigo.

 

Anticipar necesidades que cambian continuamente

Recuerda que los puntos débiles de tus clientes de hoy pueden cambiar totalmente dentro de un mes. Intenta anticiparte a cuáles serán esas necesidades y luego prepara tu negocio para satisfacerlas en cuanto aparezcan.

Usemos este reto como una oportunidad no sólo para mantener a los clientes comprometidos sino también para innovar en el negocio: quizás repensar el modelo de negocio, los canales de venta y/o las líneas de productos.

Mantente a salvo. Sigue innovando. Saldremos más fuertes.

 

*El contenido de este artículo tiene sólo fines informativos. Tendrás siempre que pedir consejo empresarial, financiero y legal independiente antes de tomar ninguna decisión de negocio.

¿Buscas artículos antiguos de PayPal? Haz clic aquí para buscar en PayPal Stories.

Media Room